Historia de Éxito: El antes y el Después de las ojeras

Por mucho tiempo me sentí afligida, avergonzada y con baja autoestima, ya que las ojeras era una de mías grandes preocupaciones. Me sentía muy bien con mi cuerpo, como sano, hago ejercicio regularmente, pero estas manchas alrededor de tus ojos, solo podían disimularse con maquillaje. Asistí a muchos centros estéticos en todo el país -soy de Colombia- y muchos especialistas me dijeron que no se podía hacer mucho ya que mis ojeras eran de corte genético.


Honestamente estaba resignada a vivir, tapándome y disimulando las ojeras, comprando productos y estar esclavizada al espejo cada 30 minutos cuanto saliera a la calle. Uno como mujer empieza a perder la FE, porque realmente el medio te vende un ideal de belleza, y más las redes sociales. Le aposte a la frase: “El que me quiera, que me quiera con ojeras incluida”, era la forma de hacerme fuerte, y de empezar aceptarme como era.



Mi historia no es cliché, ni repetitiva, mi historia es de suerte, y lo digo porque una tarde de almuerzo en la oficina, en hora de almuerzo, vi una historia compartida por una amiga, del Instagram de la Dra. Anita Vergara; me dio mucha curiosidad por nombre que manejaba “La doctora de las estrellas”, pensé: “Es solo propaganda”. En horas de la noche, la inquietud volvió y decidí stalkear el Instagram, y si, era la doctora de las estrellas. La cosa quedo ahí y no trascendió.


En un evento, una compañera de trabajo, me mencionó que se había realizado una bichectomia, con la Dra. Anita Vergara, los resultados le quedaron muy bonitos. El nombre volvió a mi cabeza, y la intriga creció.


El lunes en la oficina decidí llamar, yo en ese entonces vivía en Santa marta, cuadré una cita y el viernes en la tarde, ya estaba en Barranquilla en la clínica de la Dra. Anita Vergara, ella misma me atendió y valoro. Me confirmo lo que ya sabía de qué mi problema era de carácter genético, pero me dijo que podía mejorarse las ojeras, con nuevo procedimiento llamado Nanofat que me ayudarían con mi condición.


El tratamiento fue poco invasivo, y muy poco traumático. Hoy puedo decir que el trabajo que hizo la Dra. Anita Vergara, le volvió el brillo a mi cara, y permitió que las ojeras prácticamente desaparecieran. Tengo el valor de contar esta historia, para que mujeres que estén pasando por esta misma condición, vean que hay maneras de mejorar nuestro aspecto facial. Creo y doy testimonio del gran profesionalismo de la Dra. Anita Vergara, por algo se ganó el apodo de las “doctora de las estrellas”, ¡bien merecido!

0 vistas

Dra. Anita Vergara

Calle 85 #47-61, Edf. Jacur 85, local 3

Barranquilla, Colombia

info@dranitavergara.com

310 347 9699 / 314 800 4777

  • Icono social Instagram
  • Facebook
  • Icono social de YouTube